Batalla: ‘Trainspotting’ Vs. ‘Réquiem Por Un Sueño’.

Seguramente sean dos de las más famosas películas sobre el mundo de la droga. Ahora bien, ¿cuál es mejor, la película de Danny Boyle o la de Darren Aronofski? En esta batalla intentaremos responder a esta pregunta.

Trainspotting.

Estrenada en 1996, esta “comedia” (si se le puede llamar así) dirigida por uno de los mejores directores británicos en activo nos cuenta la vida de Mark Renton (Ewan McGregor), un adicto a la heroína que busca la redención a partir de un suceso trágico en su vida y la de sus amigos (la muerte del bebé).

trainspotting1-you-what-now-trainspotting-2-is-coming-in-2016

A favor.

Esta película tiene muchos puntos fuertes. Entre ellos, su ritmo, trepidante, y sus excelentes escenas en voz en off, como aquella en la cual Mark nos cuenta los utensilios necesarios para desengancharse del caballo. De hora y media de duración, Trainspotting es un tour de force que, desde su espectacular escena inicial hasta la reflexión final, nos entretiene de una forma sin parangón.

En contra.

Quizás su punto débil sea esa supuesta apología a la droga que muchos quieren ver (y que yo no veo por ninguna parte, más bien todo lo contrario), además de que el tono satírico y cómico que muchas veces impregna el film puede resultar contradictorio con el mundo en que está ambientada.

La frase: yo elegí no elegir la vida: elegí otra cosa. ¿Y las razones? No hay razones. ¿Quién necesita razones cuando tienes heroína?

Réquiem Por Un Sueño.

Interpretada por un reparto de lujo (en el que sorprende Marlon Wayans), y en la que destaca, por encima de estos tres, una impresionante Ellen Burstyn, la cinta de Aronofsky tiene un tono mucho más oscuro y depresivo que la anterior. ¿Es mejor que Trainspotting? Veamos sus puntos fuertes y sus puntos flacos.

requiem-for-a-dream-original

A favor.

Sin duda alguna, su impresionante dirección. Los cortes de cámara, las escenas en las cuales se refleja el efecto de la droga en el organismo de sus protagonistas, y su tremendo final, hacen de esta película un fuerte baluarte emocional que consigue estremecer al espectador. Todo ello adrezado con un tema principal, compuesto por Clint Mansell, que ya es reconocido como uno de los mejores de la historia del cine.

En contra.

Su punto flaco es, en mi opinión, la tipicidad de la historia: yonkis que acaban mal. Nada más que eso. Mono, hacen lo que sea por conseguir droga, y eso les lleva a un mundo de miseria que ni ellos podrían haber imaginado jamás. Este ejemplo se refleja claramente en el personaje de Jennifer Connelly, capaz de prostituirse por conseguir algo de heroína que calme sus ansias de pincharse aquello que le “hace feliz”.

La frase: ¿sabes lo que más me gusta de las blancas? La chupáis de coña, las negras no saben mamarla. No sé por qué, quizás tenga que ver con alguna costumbre tribal.

Veredicto.

A pesar de ser dos grandes películas, creo que la atipicidad de la historia, el magnífico guión (sus diálogos son de lo mejor de los años 90), y su excelente ritmo, hacen a Trainspotting ganadora de este duelo.

Espero que os haya gustado esta batalla, y podéis comentar vuestra opinión al respecto. Muchas gracias.

Ganadora: ‘Trainspotting’.

Trainspotting-738508254-large

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s