Crítica: Ex Machina.

Ficha técnica.

Director: Alex Garland.

Reparto: Domhnall Gleeson, Oscar Isaac, Alicia Vikander, Sonoya Mizuno.

Guión: Alex Garland.

Fotografía: Rob Hardy.

Música: Geoff Barrow.

Sinopsis: un programador multimillonario contrata a Caleb, un joven empleado, para que pase una semana en un lugar remoto con el objetivo de que participe en un test en el que estará involucrada su última creación: un robot-mujer donde la inteligencia artificial lo es todo.

Ex_Machina-368494509-large

Crítica.

Había leído muy buenas críticas de esta película. Aunque no suelo guiarme por ellas, ya que a menudo la opinión de la crítica especializada y la mía difieren, decidí darles un voto de confianza y ver la opera prima de Alex Garland con la esperanza de encontrar algo nuevo, fresco e innovador.

Por desgracia, nada más lejos de la realidad. Esta película plagia en gran parte la idea de esa obra maestra llamada Blade Runner (la cual es, además, mi película favorita), mostrándonos una inteligente artificial (replicante) que solo desea que la traten como un humano de verdad. ¿Innovador? Para nada. ¿Original? Menos aún.

Ex-Machina-Gallery-01

La historia se desarrolla por completo en el complejo al que es invitado el protagonista de la cinta, Caleb, interpretado por Domhnall Gleeson, dando lugar a interminables planos de pasillos y estancias angustiosas y futuristas que recuerdan, sorpresa, al Nostrónomo de Alien: El Octavo Pasajero. Me da que Garland se repasó bien la filmografía de Scott antes de hacer esta película. El problema de que la acción se ejecute en dicho lugar (a veces se muestran bellos planos de la naturaleza que rodea la casa, sin más objetivo que el de rellenar metraje) es que la película acusa un ritmo lento y cansino que puede llegar a aburrir a aquellos que buscaban algo de acción (como hace entrever el trailer).

Y al final, llegamos a lo siguiente: ¿qué sacamos de la película? Blade Runner (su versión buena, la del montaje del director), tenía un mensaje: que hasta los androides quieren vivir por encima de todo. ¿Pero Ex Machina? ¿Tiene el mismo mensaje? Sí, y no. No se centra en una conclusión concreta, y es complicado que el espectador puede sacarla por si solo. En mi opinión, un intento fallido de Garland a la hora de intentar crear buena ciencia-ficción.

Lo mejor: las interpretaciones y los efectos especiales.

Lo peor: el ritmo y numerosas situaciones absurdas (la del brazo, por ejemplo).

5’5 / 10

Leonardo DiCaprio va a por el Oscar.

Todos sabemos la enemistad existente entre la Academia y Leo DiCaprio. Desde que, allá por 1997, se le negase la nominación por su papel en Titanic (la cual, finalmente, acabó ganando once estatuillas), las continuos fracasos en la gala de los Oscar para éste actor son mundialmente conocidos. El último, sin irnos muy lejos, podemos encontrarlo el año pasado, cuando fue nominado por su papel en El Lobo Del Wall Street y se fue con las manos vacías.

Ahora, parece que DiCaprio ha encontrado el papel perfecto para reivindicarse protagonizando The Crowded Room, basado en el libro homónimo.

La trama (basada en un hecho real), nos cuenta la historia de Billy Milligan, quien por abusos en su infancia, de adulto cometió varios delitos que incluían violaciones a mujeres y robos a mano armada. Pero a la hora de su defensa, se supo que padecía de esquizofrenia, por lo que había desarrollado un total de veinticuatro personalidades distintas, quienes fueron en realidad las verdaderas culpables.

Este fue el primer caso en el que se uso el síntoma como defensa, y también el primero en donde el acusado fue encontrado inocente por esto. Así que si pensaban que al bueno de Leo se le habían volado los pajaritos por no tener un Oscar, y haberse contagiado del Síndrome de Eddie Murphy por hacer de casi todo el elenco, nada más lejos de la realidad. Todavía se está buscando un director de peso para que lleve al proyecto a buen puerto, y el nombre de James Cameron es uno de los más sonados.

leonardo

Las 20 películas más esperadas de 2015.

Comienza el mes de Marzo. Estamos en 2015, y tras dos meses de premios, galas y estrenos por doquier, nos encontramos con que este año promete ser verdaderamente esperanzador para todo cinéfilo que se precie.

¿Cuáles son las 20 películas más esperadas de este 2015? Pasemos a verlas.

20. Los Minions (Kyle Balda, Pierre Coffin).

19. Mad Max: Fury Road (George Miller).

18. The Martian (Ridley Scott).

17. Terminator Genesis (Alan Taylor).

16. The Danish Girl (Tom Hooper).

15. Joy (David O. Russell).

14. Snowden (Oliver Stone).

13. La Cumbre Escarlata (Guillermo Del Toro).

12. The Walk (Robert Zemeckis).

11. Regresión (Alejandro Amenabar).

10. Inside Out (Pixar). Las emociones viven en Cuarteles Generales, el centro de control dentro de la cabeza de Riley, desde donde la ayudan y aconsejan a lo largo de su día a día. Riley y sus emociones intentan adaptarse a su nueva vida en San Francisco, pero el caos se instala en los Cuarteles Generales.

9. Icon (Stephen Frears). Biopic sobre el ciclista estadounidense Lance Armstrong.

8. Bridge Os Spies (Steven Spielberg). Un abogado estadounidense (Tom Hanks) es reclutado por la CIA durante la Guerra Fría para ayudar a rescatar a un piloto (Austin Stowell) capturado por la Unión Soviética.

7. The Revenant (Alejandro G. Iñárritu). En 1820, un hombre que vive en las montañas resulta herido de muerte por el ataque de un oso. Viendo que nada pueden hacer por él, sus compañeros lo abandonan en el bosque. Pero sorprendentemente se repone de sus heridas y trata de vengarse de quienes lo abandonaron a su suerte.

6. Steve Jobs (Danny Boyle). Biopic de Steve Jobs, centrada en la época en la que lanzó los tres productos icónicos de Apple.

5. Jurassic World (Colin Trevorrow). Veintidós años después de lo ocurrido en Jurassic Park, la isla Nublar ha sido transformada en un parque temático, Jurassic Wold, con versiones «domesticadas» de algunos de los dinosaurios más conocidos. Cuando todo parece ir a la perfección y ser el negocio del siglo, un nuevo dinosaurio de especie todavía desconocida y que es mucho más inteligente de lo que se pensaba, comienza a causar estragos entre los habitantes del Parque.

raptorsquad1-jurassic-world-meet-chris-pratt-s-raptor-squad

4. Spectre (Sam Mendes). Vigésimo cuarta película de la franquicia James Bond.

FIRST-LOOK_post

3. Los Vengadores: La Era De Ultrón (Joss Whedon). Cuando Tony Stark intenta reactivar un programa sin uso que tiene como objetivo de mantener la paz, las cosas comienzan a torcerse y los héroes más poderosos de la Tierra, incluyendo a Iron Man, Capitán América, Thor, El Increíble Hulk, Viuda Negra y Ojo de Halcón, se verán ante su prueba definitiva cuando el destino del planeta se ponga en juego.

29366

2. The Hateful Eight (Quentin Tarantino). La trama comienza cuando una caravana repleta de variopintos personajes, que incluye dos cazarrecompensas, un soldado confederado y una prisionera, es desviada a causa de la nieve. Sus miembros deberán aguardar a que capee el temporal en un salón en el medio de la nada. La tensión entre ellos no tardará en surgir.

7882faad-1c50-4e2a-b005-b0e51c821e04

1. Star Wars: El Despertar De La Fuerza (J.J. Abrams). Séptima entrega de la saga Star Wars.

d7ac075a19db39eb67231b9dc2519f52e9b317cb

Crítica: Kingsman: Servicio Secreto.

Ficha técnica.

Director: Mathew Vaughn.

Reparto: Taron Egerton, Colin Firth, Samuel L. Jackson, Michael Caine, Mark Hamill, Mark Strong.

Guión: Mathew Vaughn, Jane Goldman.

Fotografía: George Richmond.

Música: Henry Jackman.

Sinopsis: un veterano agente secreto inglés (Colin Firth) debe entrenar a un joven sin refinar (Taron Egerton), pero que promete convertirse en un competitivo agente gracias a un ultra-programa de entrenamiento, al mismo tiempo que una amenaza global emerge procedente de un genio retorcido. Adaptación del cómic de Mark Millar y Dave Gibbons.

image

Crítica.

¿La verdad? Tenía muchas ganas de ver esta película. Desde que vi Stardust no me he perdido ninguna película de Mathew Vaughn, productor de la impresionante Snatch: Cerdos Y Diamantes, y Kingsman: Servicio Secreto no se iba a convertir en ninguna excepción.

Ahora bien, ¿ha cumplido con el hype? Pasemos a analizarla.

La película comienza con un ritmo bastante lento. De hecho, hasta la pelea en el bar, el film acusa de hacerse algo cansino y dar la impresión de normalidad. Sin embargo, después de dicha escena todo se va haciendo cada vez más rápido y dinámico, dando lugar a escenas verdaderamente impresionantes (la iglesia), combinadas con otras muy divertidas y surrealistas (la de las cabezas).

La trama en sí no es gran cosa ni pretende serlo, ya que la película no esta hecha para ser tomada en serio. Mathew Vaughn quería hacer una película de espías a la antigua usanza, como las de James Bond antiguas, pero dando su propio toque personal (la película es más próxima a Kick-Ass que a cualquier otra que haya hecho). ¿Lo consigue? Sí, sin duda, ya que Kingsman: Servicio Secreto es un film propio e impresionante, que logra algo bastante más dificil de lo que parece: ser una película de espías divertida y absurda que sin embargo, te emociona y te deja con ganas de más.

image

Los actores están bien todos: Colin Firth cumple perfectamente como caballero inglés (como en casi todas sus películas) y agente secreto. Te lo crees en todo momento, demostrando por que es uno de los mejores actores británicos en activo.

Taron Egerton, el protagonista, no lo hace nada mal para ser su primer film. No es ningún prodigio de la interpretación, pero no desentona en ningún momento. Podría decir decenas de actores más famosos y más reconocidos que actúan bastante peor que este debutante inglés.

Los secundarios, encabezados por un malvado Samuel L. Jackson, el cual borda su papel, y secundados por un Michael Caine que hace, ni más ni menos, que de Michael Caine (el homologo blanco de Morgan Freeman), cumplen con sus personajes con creces, dando lugar a una hamalgama de actores digna de mención. Sin olvidar, obviamente, a un Mark Strong que cumple en todas y cada una de las películas en las que aparece.

La dirección es, sencillamente, brutal, destacando las escenas de lucha y la ya mencionada escena de la iglesia, acompañada de fondo por Free Bird de Lynyrd Skynyrd, además de contar con un ritmo que se acelera a la media hora y que se mantiene durante hora y media más.

¿Y el gran fallo de la película? Podría haber sido mucho, mucho más gamberra. No lo es tanto como la habían pintado.

A pesar de ello, Kingsman: Servicio Secreto es una grandísima película que debería ser estudiada por Sam Mendes para no volver a hacer un truño oscuro como es Skyfall. Porque Kingsman se la come con patatas.

Lo mejor: Colin Firth, sus escenas de acción y su humor.

Lo peor: es mucho menos gamberra de lo que podría haber sido.

7 / 10

¿Y si el próximo Spider-man no fuera blanco?

El periodista Jeff Sneider, de la web especializada The Wrap, le otorgó altísimas posibilidades de convertirse en algo muy real durante su participación en el podcast «Meet the movie press», como se hace eco Slash Films:

«Escuchad, esto no está grabado en piedra, chicos, pero os digo ahora mismo que Spider-Man no será blanco. Spider-Man no será blanco. Estoy seguro al 95%», fueron sus palabras. «Muy probablemente Spider-Man será negro. Pero hay una opción de que pueda ser también latino. Con una seguridad del 95%, no será blanco», precisó.

¿Y a qué no adivináis quien es el favorito del periodista para encarnar al nuevo Peter Parker negro?

2014 Sundance Film Festival - John Boyega, portraits

Crónica de los Oscar 2015.

La 87 Edición de los Oscar 2015 no será recordada por ser la más divertida de la historia. De hecho, en unos años se podrá remerorar por justo lo contrario: por aburrir y cansinear hasta límites insospechados. ¡Qué coñazo de gala, por Dios! De más de cuatro horas de duración, la fiesta del cine más importante del mundo fue una sucesión de gags sin gracia y numerosos musicales cansinos que hicieron de estos Oscar un espectáculo difícil de digerir. Pasemos a analizarlos.

La cosa empezó con un número musical a cargo de Neil Patrick-Harris bastante bueno. Con la colaboración del irreverente Jack Black y la preciosa Anna Kendrick, la canción, coreografía y espectáculo congeniaron de una forma sublime, haciendo presagiar una entretenida gala que nunca llegó a materializarse. Tras ello llegó el primer premio de la noche, el de Mejor Actor de Reparto, que sin sorpresa alguna recayó en J. K. Simmons por su papel en Whiplash.

J.K.-Simmons-Mejor-Actor-Secundario-por-Whiplash_landscape

La gala fue avanzando con un ritmo cansino, decayendo poco a poco, mientras los miles de parones para publicidad cortaban el poco ritmo que conseguían impregnar la combinación de premios, chistes poco inspirados y los miles de numerosos musicales que hastiaban al más pintado.

El primero de ellos lo interpretó Adam Levine (Maroon 5), cantando el tema principal de la película Begin Again, el cual estaba nominado al Oscar a Mejor Canción Original (al final fue para la canción Glory de la película Selma).

Tras dos Oscar técnicos (Mejor Maquillaje y Peluquería y Mejor Vestuario para El Gran Hotel Budapest), llegó el Oscar a Mejor Película de Habla No Inglesa, el cual fue, como todos apuntaban, para Ida, la cinta polaca dirigida por Pawel Pawlikowski. El director polaco hizo un Dani Rovira y aceleró su discurso ante las prisas de la Academia por que éste acabara.

Tras otros tantos, llegó otro de los Oscar gordos de la noche (y uno de los más cantados): el de Mejor Actriz de Reparto, el cual fue para Patricia Arquette por su papel en Boyhood, siendo éste el único Oscar que conseguiría el film de Richard Linklater en toda la noche.

Mientras tanto, Neil Patrick-Harris aparecía cada vez menos y las veces que lo hacía no explotaba todo su potencial. De hecho, la única intervención brillante que tuvo en toda la noche fue su imitación de uno de los planos secuencia de Birdman, en la cual aparecía Milles Teller tocando la batería y en el que Patrick-Harris salía, poco después, en calzoncillos al escenario, imitando al personaje de M. Keaton en la película de Iñárritu. Como curiosidad, decir que fue el propio director mexicano quien dirigió esta toma, tras insistir fervientemente.

filecdn

Otro momento brillante fue, en mi opinión, la interpretación en directo del tema principal de La LEGO Película, Everything Is Awsome, a cargo de Tegan and Sara y The Lonely Island. El momento Batman, impagable.

Tras ello llegaron el Oscar a Mejores Efectos Visuales para Interstellar (el único que se llevó en toda la noche) y el de Mejor Película de Animación para Big Hero 6, el cual fue una sorpresa, pues todos esperaban que fuese para Como Entrenar A Tu Dragón 2. 

La cosa siguió, cansineando cada vez más, y entre el In Memoriam (en el cual no se aplaudió a unos muertos más que a otros, cosa que se agradece) y el esperado (e impresionante) número musical de Lady Ga Ga, cantando la canción de Sonrisas Y Lágrimas. Luego llegó el Oscar a Mejor Banda Sonora, el cual fue para Alexandre Desplat por El Gran Hotel Budapest. Un Oscar totalmente injusto, pues debería haber ido para Hans Zimmer y esa obra maestra que es Interstellar.

Tras los Oscar a Mejor Guión Adaptado (The Imitation Game) y a Mejor Guión Original (Birdman), llegó el de Mejor Director, el cual fue para Alejandro G. Iñárritu. En mi opinión, totalmente merecido, pues la técnica de esos planos secuencia merecía ser premiada.

Birdman-triunfa-en-la-87-edicion-de-los-Oscar_landscape

Solo quedaban tres. Ya falta poco, pensábamos muchos. El primero de ellos, el de Mejor Actor Principal, fue para Eddie Redmyane por La Teoría Del Todo, Oscar totalmente injusto, pues para mí debería haberlo ganado M. Keaton. El pobre ya no volverá a tener otra oportunidad así, o al menos, lo dudo mucho. Después de éste llegó el de Mejor Actriz Principal, el cual ganó, como todos apuntaban, Julianne Moore por Siempre Alice.

Y por fin, tras un penoso gag del presentador relacionado con sus predicciones, llegó Sean Penn para entregar el Oscar a Mejor Película. Y la ganadora fue, sorpresa, Birdman, dejando a Boyhood como la gran perdedora de la noche. El film de Iñárritu acumuló 4 estatuillas, tres de ellas importantes, dejando a la cinta de Linklater con el ya mencionado Oscar de Arquette.

birdmanposter

Y por fin, después del discurso, la gala acabó. Una ceremonia aburrida, larga y costosa de digerir, muy por debajo de la presentada por Ellen DeGeneres el año pasado. Eso sí, no hay que culpar a Neil Patrick-Harris de ello. Habría que culpar a aquellos que establecieron el guión de la gala, que debe ser que se les olvidó que esto no eran los Grammys y pusieron más números musicales que gags decentes. En fin, una gala para olvidar.

Palmarés completo:

  • MEJOR PELÍCULA:
    ‘Birdman o (la inesperada virtud de la ignorancia)’
  • MEJOR DIRECTOR:
    Alejandro G. Iñárritu por ‘Birdman o (la inesperada virtud de la ignorancia)’
  • MEJOR ACTRIZ:
    Julianne Moore por ‘Siempre Alice’
  • MEJOR ACTOR:
    Eddie Redmayne por ‘La teoría del todo’
  • MEJOR ACTRIZ SECUNDARIA:
    Patricia Arquette por ‘Boyhood (Momentos de una vida)’
  • MEJOR ACTOR SECUNDARIO:
    J.K. Simmons por ‘Whiplash’
  • MEJOR GUIÓN ORIGINAL:
    ‘Birdman o (la inesperada virtud de la ignorancia)’
  • MEJOR FOTOGRAFÍA:
    ‘Birdman o (la inesperada virtud de la ignorancia)’
  • MEJOR MONTAJE:
    ‘Whiplash’
  • MEJOR BANDA SONORA:
    ‘El Gran Hotel Budapest’
  • MEJOR CANCIÓN:
    ‘Glory’, de Common y John Legend por ‘Selma’
  • MEJOR PELÍCULA EXTRANJERA:
    ‘Ida’
  • MEJOR PELÍCULA DE ANIMACIÓN:
    ‘Big Hero 6’
  • MEJOR PELÍCULA DOCUMENTAL:
    ‘Citizenfour’
  • MEJOR DISEÑO DE VESTUARIO:
    ‘El Gran Hotel Budapest’
  • MEJOR MAQUILLAJE Y PELUQUERÍA:
    ‘El Gran Hotel Budapest’
  • MEJOR DISEÑO DE PRODUCCIÓN:
    ‘El Gran Hotel Budapest’
  • MEJOR SONIDO: 
    ‘Whiplash’
  • MEJORES EFECTOS SONOROS: 
    ‘El francotirador’
  • MEJORES EFECTOS VISUALES:
    ‘Interstellar’
  • MEJOR CORTOMETRAJE DE FICCIÓN:
    ‘The Phone Call’
  • MEJOR CORTOMETRAJE DOCUMENTAL:
    ‘Crisis Hotline’
  • MEJOR CORTOMETRAJE ANIMADO:
    ‘Buenas migas’

7 curiosidades que quizás no sabías de los Oscar.

1. ¿Cuánto pesa la estatuilla? De metal sólido y a prueba de roturas, la preciada estatuilla dorada tiene un peso invariable que va más allá de lo simbólico: 8 libras y media, que equivalen a 3,85 kilos. Una cantidad considerable, especialmente cuando llega el momento de alzarlo frente a cientos de personas en un momento de emoción y nervios.

nicolas-cage-oscar

2. La estatuilla se creó a partir de una persona de carne y hueso (y 1,80 de estatura, para los más curiosos): Emilio Fernández, actor y director mexicano que participó en filmes como Grupo salvaje.

3. El término Oscar tuvo un origen peculiar. El nombre oficial del galardón es The Academy Award of Merit (premio de la Academia al mérito). Cuenta la leyenda (y es la versión más aceptada), que una bibliotecaria comentó allá por 1931 que la estatuilla se parecía a su tío Oscar, y el nombre se asentó poco después, en el 34. Y hasta hoy.

4. Tres películas comparten el honor de ser las que poseen el mayor número de Oscar, con un total de once. Un tope, que se antoja difícil de rebasar, alcanzado por Ben-Hur, Titanic y El Señor de los Anillos: El retorno del rey. Esta última, además, es la única que ha hecho pleno al convertir todas sus nominaciones en estatuillas.

retorno-rey--644x362

5. Neil Patrick Harris tiene, ante sí, el reto de superar la aplaudida conducción de la gala de 2014 a cargo de Ellen DeGeneres. Sobre todos ellos ha planeado en un momento u otro el recuerdo de presentadores míticos. En las últimas décadas la ceremonia fue sinónimo de Billy Cristal, encargado nueve veces (la última, en 2012) de llevar las riendas de la gran noche. Pero no tiene, ni mucho menos, el récord en este apartado: le supera ampliamente Bob Hope con 19.

6. La primera ceremonia, celebrada en 1929, duró apenas 5 minutos. Obviamente, por aquel entonces no se transmitía por televisión. La pequeña pantalla lo cambió todo de forma radical, hasta dar pie a ceremonias que, como en 2012, rebasaron holgadamente las cuatro horas.

7. Walt Disney atesora la descomunal cifra de 26 estatuillas, cuatro de ellas honoríficas. Una cifra que se antoja casi imposible no ya de igualar, sino de rebasar. El mago de la animación puso el listón demasiado alto.

walt-disney--644x362