Crítica: Maps To The Stars.

Ficha técnica.

Director: David Cronenberg.

Reparto: Julianne Moore, Mia Wasikowska, Robert Pattinson, John Cusack, Olivia Williams, Carrie Fisher.

Guión: Bruce Wagner.

Fotografía: Peter Suschitzky.

Música: Howard Shore.

Sinopsis: un cuento moderno sobre la obsesión por la popularidad. Stafford Weiss es terapeuta y escribe libros de autoayuda. Tiene una mujer sobreprotectora, un hijo antigua estrella de la TV en rehabilitación y una hija que acaba de salir del psiquiátrico. La principal cliente de Stafford es una famosa actriz, a punto de interpretar el papel que hizo su madre en los años 60.

Maps_to_the_Stars-875832462-large

Crítica.

Personalmente, nunca he sido un enamorado del cine de Cronenberg. Sí, Una Historia De Violencia y Promesas Del Este son grandes películas, pero tampoco me entusiasman de una forma tan grande como para compensar otras películas del director como Cosmopolis, la cual me pareció infumable.

Por ello, tenía bastantes dudas a la hora de ver Maps To The Stars. La crítica no había sido demasiado benevolente con ella, por lo que, cuando al final me decidí a verla, la esperanza de que me gustase rozaba el cero absoluto.

¿Qué sucedió cuando la acabé? ¡Sorpresa! Me había gustado. Y bastante. Por fin Cronenberg había aprendido la lección y había decidido hacer una crítica social (en este caso, al mundo de Hollywood) utilizando para ello una comedia negra que puede llegar a recordar al Woody Allen más inspirado (el de Manhattan, no el de Magia A La Luz De La Luna). Con grandes diálogos (virtud del guionista), los cuales se suceden de forma continuada sin música de por medio (la cual se reserva para escenas sin habla), y con los que Cronenberg consigue entrelazar una historia llena de referencias cinéfilas que se agradecen, la película consigue su objetivo sin resultar tan pretenciosa como su predecesora en el cine del director canadiense.

julianne-moore-maps-to-the-stars

Julianne Moore en una escena de la película.

Los actores están, en general, enormes. Cronenberg es un buen director de actores y en esta cinta lo demuestra claramente, sobretodo dirigiendo a un Evan Bird que, con 14 años, consigue realizar una de las actuaciones más potentes del film. El resto del reparto, encabezado por la reciente ganadora del Oscar Julianne Moore, y a la que siguen una correcta Mia Wasikowska y un enorme Robert Pattinson (que no nos engañe Crepúsculo: este chico es muy buen actor), cumplen con creces en sus respectivos papeles. En este aspecto, Maps To The Stars no flojea en ningún momento.

Entonces, ¿la película tiene fallos? Obviamente. En primer lugar, su final no es para nada redondo. Puede no gustar a muchos, sobretodo a aquellos que buscasen un “final Cronenberg”, marca de la casa. Yo, como ya he dicho, no soy un gran admirador del cine del director canadiense, pero aún así el final no me ha convencido demasiado. El segundo gran fallo, es el de desaprovechar (en mi opinión) la excelente banda sonora de Howard Shore, el cual me parece uno de los mejores compositores que hay en la actualidad. Aunque Cronenberg tampoco es que sea el director más partidario de rellenar escenas con música, para que engañarnos.

Y llegamos a la conclusión. ¿Es buena Maps To The Stars? Sí, aunque no es ninguna obra maestra. Es mejor que Cosmopolis, obviamente, pero no es la gran película de Cronenberg que todos sus fans podrían haber estado esperando. Quizás haya que aguardar hasta que al bueno de David se le ocurra llamar a Viggo Mortensen. Ya sabéis a qué me refiero.

Lo mejor: sus diálogos y su humor negro.

Lo peor: el final.

6’5 / 10

Crónica de los Oscar 2015.

La 87 Edición de los Oscar 2015 no será recordada por ser la más divertida de la historia. De hecho, en unos años se podrá remerorar por justo lo contrario: por aburrir y cansinear hasta límites insospechados. ¡Qué coñazo de gala, por Dios! De más de cuatro horas de duración, la fiesta del cine más importante del mundo fue una sucesión de gags sin gracia y numerosos musicales cansinos que hicieron de estos Oscar un espectáculo difícil de digerir. Pasemos a analizarlos.

La cosa empezó con un número musical a cargo de Neil Patrick-Harris bastante bueno. Con la colaboración del irreverente Jack Black y la preciosa Anna Kendrick, la canción, coreografía y espectáculo congeniaron de una forma sublime, haciendo presagiar una entretenida gala que nunca llegó a materializarse. Tras ello llegó el primer premio de la noche, el de Mejor Actor de Reparto, que sin sorpresa alguna recayó en J. K. Simmons por su papel en Whiplash.

J.K.-Simmons-Mejor-Actor-Secundario-por-Whiplash_landscape

La gala fue avanzando con un ritmo cansino, decayendo poco a poco, mientras los miles de parones para publicidad cortaban el poco ritmo que conseguían impregnar la combinación de premios, chistes poco inspirados y los miles de numerosos musicales que hastiaban al más pintado.

El primero de ellos lo interpretó Adam Levine (Maroon 5), cantando el tema principal de la película Begin Again, el cual estaba nominado al Oscar a Mejor Canción Original (al final fue para la canción Glory de la película Selma).

Tras dos Oscar técnicos (Mejor Maquillaje y Peluquería y Mejor Vestuario para El Gran Hotel Budapest), llegó el Oscar a Mejor Película de Habla No Inglesa, el cual fue, como todos apuntaban, para Ida, la cinta polaca dirigida por Pawel Pawlikowski. El director polaco hizo un Dani Rovira y aceleró su discurso ante las prisas de la Academia por que éste acabara.

Tras otros tantos, llegó otro de los Oscar gordos de la noche (y uno de los más cantados): el de Mejor Actriz de Reparto, el cual fue para Patricia Arquette por su papel en Boyhood, siendo éste el único Oscar que conseguiría el film de Richard Linklater en toda la noche.

Mientras tanto, Neil Patrick-Harris aparecía cada vez menos y las veces que lo hacía no explotaba todo su potencial. De hecho, la única intervención brillante que tuvo en toda la noche fue su imitación de uno de los planos secuencia de Birdman, en la cual aparecía Milles Teller tocando la batería y en el que Patrick-Harris salía, poco después, en calzoncillos al escenario, imitando al personaje de M. Keaton en la película de Iñárritu. Como curiosidad, decir que fue el propio director mexicano quien dirigió esta toma, tras insistir fervientemente.

filecdn

Otro momento brillante fue, en mi opinión, la interpretación en directo del tema principal de La LEGO Película, Everything Is Awsome, a cargo de Tegan and Sara y The Lonely Island. El momento Batman, impagable.

Tras ello llegaron el Oscar a Mejores Efectos Visuales para Interstellar (el único que se llevó en toda la noche) y el de Mejor Película de Animación para Big Hero 6, el cual fue una sorpresa, pues todos esperaban que fuese para Como Entrenar A Tu Dragón 2. 

La cosa siguió, cansineando cada vez más, y entre el In Memoriam (en el cual no se aplaudió a unos muertos más que a otros, cosa que se agradece) y el esperado (e impresionante) número musical de Lady Ga Ga, cantando la canción de Sonrisas Y Lágrimas. Luego llegó el Oscar a Mejor Banda Sonora, el cual fue para Alexandre Desplat por El Gran Hotel Budapest. Un Oscar totalmente injusto, pues debería haber ido para Hans Zimmer y esa obra maestra que es Interstellar.

Tras los Oscar a Mejor Guión Adaptado (The Imitation Game) y a Mejor Guión Original (Birdman), llegó el de Mejor Director, el cual fue para Alejandro G. Iñárritu. En mi opinión, totalmente merecido, pues la técnica de esos planos secuencia merecía ser premiada.

Birdman-triunfa-en-la-87-edicion-de-los-Oscar_landscape

Solo quedaban tres. Ya falta poco, pensábamos muchos. El primero de ellos, el de Mejor Actor Principal, fue para Eddie Redmyane por La Teoría Del Todo, Oscar totalmente injusto, pues para mí debería haberlo ganado M. Keaton. El pobre ya no volverá a tener otra oportunidad así, o al menos, lo dudo mucho. Después de éste llegó el de Mejor Actriz Principal, el cual ganó, como todos apuntaban, Julianne Moore por Siempre Alice.

Y por fin, tras un penoso gag del presentador relacionado con sus predicciones, llegó Sean Penn para entregar el Oscar a Mejor Película. Y la ganadora fue, sorpresa, Birdman, dejando a Boyhood como la gran perdedora de la noche. El film de Iñárritu acumuló 4 estatuillas, tres de ellas importantes, dejando a la cinta de Linklater con el ya mencionado Oscar de Arquette.

birdmanposter

Y por fin, después del discurso, la gala acabó. Una ceremonia aburrida, larga y costosa de digerir, muy por debajo de la presentada por Ellen DeGeneres el año pasado. Eso sí, no hay que culpar a Neil Patrick-Harris de ello. Habría que culpar a aquellos que establecieron el guión de la gala, que debe ser que se les olvidó que esto no eran los Grammys y pusieron más números musicales que gags decentes. En fin, una gala para olvidar.

Palmarés completo:

  • MEJOR PELÍCULA:
    ‘Birdman o (la inesperada virtud de la ignorancia)’
  • MEJOR DIRECTOR:
    Alejandro G. Iñárritu por ‘Birdman o (la inesperada virtud de la ignorancia)’
  • MEJOR ACTRIZ:
    Julianne Moore por ‘Siempre Alice’
  • MEJOR ACTOR:
    Eddie Redmayne por ‘La teoría del todo’
  • MEJOR ACTRIZ SECUNDARIA:
    Patricia Arquette por ‘Boyhood (Momentos de una vida)’
  • MEJOR ACTOR SECUNDARIO:
    J.K. Simmons por ‘Whiplash’
  • MEJOR GUIÓN ORIGINAL:
    ‘Birdman o (la inesperada virtud de la ignorancia)’
  • MEJOR FOTOGRAFÍA:
    ‘Birdman o (la inesperada virtud de la ignorancia)’
  • MEJOR MONTAJE:
    ‘Whiplash’
  • MEJOR BANDA SONORA:
    ‘El Gran Hotel Budapest’
  • MEJOR CANCIÓN:
    ‘Glory’, de Common y John Legend por ‘Selma’
  • MEJOR PELÍCULA EXTRANJERA:
    ‘Ida’
  • MEJOR PELÍCULA DE ANIMACIÓN:
    ‘Big Hero 6’
  • MEJOR PELÍCULA DOCUMENTAL:
    ‘Citizenfour’
  • MEJOR DISEÑO DE VESTUARIO:
    ‘El Gran Hotel Budapest’
  • MEJOR MAQUILLAJE Y PELUQUERÍA:
    ‘El Gran Hotel Budapest’
  • MEJOR DISEÑO DE PRODUCCIÓN:
    ‘El Gran Hotel Budapest’
  • MEJOR SONIDO: 
    ‘Whiplash’
  • MEJORES EFECTOS SONOROS: 
    ‘El francotirador’
  • MEJORES EFECTOS VISUALES:
    ‘Interstellar’
  • MEJOR CORTOMETRAJE DE FICCIÓN:
    ‘The Phone Call’
  • MEJOR CORTOMETRAJE DOCUMENTAL:
    ‘Crisis Hotline’
  • MEJOR CORTOMETRAJE ANIMADO:
    ‘Buenas migas’

Oscar 2015: predicciones.

IMG_0808A falta de poco menos de una semana para la 87 Edición de los Premios Oscar, en CinéfiloBlog queremos hacer una predicción de quien ganará (y quien debería ganar, que no siempre coincide) en esta edición.

Mejor película: Birdman y Boyhood se postulan como las favoritas. A pesar de que la primera gana en las apuestas, el film de Linklater parte como favorito en la carrera a ganar la preciada estatuilla. ¿Quién debería ganarlo? Cualquiera de las dos es suficientemente buena para proclamarse vencedora, así que gane quien gane será un resultado justo. Lo injusto sería (en mi opinión) que lo hiciese cualquiera de las otras candidatas. Si acaso, El Gran Hotel Budapest, y no la considero la mejor película de Wes Anderson.

Mejor director: ganará quien vaya a ganar a Mejor Película (o eso dice el manual), aunque sabemos que no siempre es así, pues tanto el año pasado como hace dos años, el ganador a mejor director no lo era de la ganadora a mejor película. Sin embargo, pienso que este año sí será así, y puestos a mojarme, creo que debería ganarlo Iñárritu, pues la complicación y la técnica de Birdman supera (en mucho) a la simplicidad de Boyhood, por muchos años que se tardase en rodar.

Mejor actor principal: pues la cosa está entre Michael Keaton y Eddie Redmayne. Por trayectoria, creo que lo ganará Keaton, pues estas resurrecciones de actores encantan en la Academia, aunque nunca se sabe. Bajo mi parecer, Keaton es quien lo merece, pues el papel que realiza en Birdman es de lo mejor que un servidor ha visto en años. Todo ello sin menospreciar la gran labor de Redmayne, claro.

Mejor actriz principal: aquí hay poca discusión posible: ganará Julianne Moore sí o sí. Puedo equivocarme, claro está, pero dudo mucho que la preciada estatuilla vaya para otra que no sea esta gran y veterana actriz.

Mejor actor de reparto: un nombre: J.K. Simmons. Sin discusión.

Mejor actriz de reparto: aunque la favorita es Patricia Arquette, rumores apuntan a que Emma Stone podría ganarlo. Yo, sinceramente, creo ambas lo hacen bastante bien, pero no veo a ninguna merecedora de llevarse el Oscar. Pero como el resto tampoco destaca, yo apuesto por Stone.

Mejor película extranjera: ganará Ida, salvo contratiempo.

Mejor película de animación: estará reñido entre Big Hero 6 y Cómo Entrenar A Tu Dragón 2. Creo que ganará esta última, pero nada es seguro.

Mejor banda sonora: si no gana Hans Zimmer por Interstellar, será una total injusticia. La mejor banda sonora del año con mucha, mucha diferencia. Podría perder frente a Johann Johansson y su partitura para La Teoría Del Todo. 

Hasta el próximo domingo no sabremos los ganadores, pero estas son nuestras predicciones. ¿Cuáles son las vuestras? Podéis opinar dejando un comentario.