Crítica: Maps To The Stars.

Ficha técnica.

Director: David Cronenberg.

Reparto: Julianne Moore, Mia Wasikowska, Robert Pattinson, John Cusack, Olivia Williams, Carrie Fisher.

Guión: Bruce Wagner.

Fotografía: Peter Suschitzky.

Música: Howard Shore.

Sinopsis: un cuento moderno sobre la obsesión por la popularidad. Stafford Weiss es terapeuta y escribe libros de autoayuda. Tiene una mujer sobreprotectora, un hijo antigua estrella de la TV en rehabilitación y una hija que acaba de salir del psiquiátrico. La principal cliente de Stafford es una famosa actriz, a punto de interpretar el papel que hizo su madre en los años 60.

Maps_to_the_Stars-875832462-large

Crítica.

Personalmente, nunca he sido un enamorado del cine de Cronenberg. Sí, Una Historia De Violencia y Promesas Del Este son grandes películas, pero tampoco me entusiasman de una forma tan grande como para compensar otras películas del director como Cosmopolis, la cual me pareció infumable.

Por ello, tenía bastantes dudas a la hora de ver Maps To The Stars. La crítica no había sido demasiado benevolente con ella, por lo que, cuando al final me decidí a verla, la esperanza de que me gustase rozaba el cero absoluto.

¿Qué sucedió cuando la acabé? ¡Sorpresa! Me había gustado. Y bastante. Por fin Cronenberg había aprendido la lección y había decidido hacer una crítica social (en este caso, al mundo de Hollywood) utilizando para ello una comedia negra que puede llegar a recordar al Woody Allen más inspirado (el de Manhattan, no el de Magia A La Luz De La Luna). Con grandes diálogos (virtud del guionista), los cuales se suceden de forma continuada sin música de por medio (la cual se reserva para escenas sin habla), y con los que Cronenberg consigue entrelazar una historia llena de referencias cinéfilas que se agradecen, la película consigue su objetivo sin resultar tan pretenciosa como su predecesora en el cine del director canadiense.

julianne-moore-maps-to-the-stars

Julianne Moore en una escena de la película.

Los actores están, en general, enormes. Cronenberg es un buen director de actores y en esta cinta lo demuestra claramente, sobretodo dirigiendo a un Evan Bird que, con 14 años, consigue realizar una de las actuaciones más potentes del film. El resto del reparto, encabezado por la reciente ganadora del Oscar Julianne Moore, y a la que siguen una correcta Mia Wasikowska y un enorme Robert Pattinson (que no nos engañe Crepúsculo: este chico es muy buen actor), cumplen con creces en sus respectivos papeles. En este aspecto, Maps To The Stars no flojea en ningún momento.

Entonces, ¿la película tiene fallos? Obviamente. En primer lugar, su final no es para nada redondo. Puede no gustar a muchos, sobretodo a aquellos que buscasen un “final Cronenberg”, marca de la casa. Yo, como ya he dicho, no soy un gran admirador del cine del director canadiense, pero aún así el final no me ha convencido demasiado. El segundo gran fallo, es el de desaprovechar (en mi opinión) la excelente banda sonora de Howard Shore, el cual me parece uno de los mejores compositores que hay en la actualidad. Aunque Cronenberg tampoco es que sea el director más partidario de rellenar escenas con música, para que engañarnos.

Y llegamos a la conclusión. ¿Es buena Maps To The Stars? Sí, aunque no es ninguna obra maestra. Es mejor que Cosmopolis, obviamente, pero no es la gran película de Cronenberg que todos sus fans podrían haber estado esperando. Quizás haya que aguardar hasta que al bueno de David se le ocurra llamar a Viggo Mortensen. Ya sabéis a qué me refiero.

Lo mejor: sus diálogos y su humor negro.

Lo peor: el final.

6’5 / 10